CDC: “Solamente la vacuna puede detener la pandemia”

Desafortunadamente, existe un incremento de casos de COVID-19 en la actualidad en Estados Unidos. La situación está relacionada con muchos, factores, pero especialmente con la variante Delta, según la doctora Peggy Honein, quien dirige el Grupo de Trabajo de Apoyo Estatal, Tribal, Local y Territorial en la respuesta a COVID-19 de los Centros para el Control de las Enfermedades, CDC.



Pexels - Gianni Orefice


El incremento se acentuó tras los numerosos viajes que se registraron en el fin de semana del Día del Trabajo, o Labor Day.


“En junio llegamos a un promedio muy bajo de casos, menos de 12 mil al día; pero ahora estamos en 150 mil diarios. Tenemos mil muertes por día. En total registramos 640 mil muertes y 40 millones de casos”, agrega.


Sin embargo, Honein recuerda que ya existen medidas de mitigación, como las vacunas. Según las cifras del organismo gubernamental, 53% de la población está totalmente vacunada.


82% de quienes tiene 65 años o más lo están, mientras el 40% de la población entre 12 y 17 años también lo está. Pero la experta advierte que esto varía mucho respecto a la geografía. “Hay, por ejemplo, un 11% de población vacunada en Mississippi y un 60% en Vermont”.


Los niños, una inquietud


A Honein le preocupa que los niños están ingresando más a los hospitales. “Como no hay vacunas autorizadas para menores de 12 años, queda de nosotros protegerlos vacunándonos y con mascarillas”, dice.


Y recuerda que donde hay menor cobertura de vacunación hay más visitas a hospitales e ingresos en emergencias.


Considera que, con la apertura de escuelas en el país, hay que usar varios tipos de prevención en forma consistente: distancia social, lavarse las manos, ventilación y quedarse en casa cuando estamos enfermos. “Sabemos lo que puede pasar cuando hay brechas en esa prevención”, alerta la especialista.


“Necesitamos tener las escuelas físicamente abiertas, porque también son cruciales para la salud física y mental de nuestros niños” razona.


Afirma que se ha hecho un gran progreso en la equidad de las vacunas durante los últimos ocho meses, a través de la distribución. “Estamos quitando barreras al acceso, para alcanzar a todas las comunidades con menores niveles de vacunación”.


También recalca que Estados Unidos está comprometido con brindar vacunas y asistencia técnica a otros países, para así aumentar la tasa de vacunación a nivel mundial.


La clave para acabar con la pandemia es conseguir que se vacune el mayor número posible de personas, según ella.


Y finaliza recordando: “Hay evidencia clara de que la variante Delta es altamente transmisible. Las mismas estrategias de prevención ya conocidas van a ser efectivas al respecto”.


Viajeros y COVID-19


La Dra. Cindy Friedman es jefe de la División de Migración Global y Cuarentena, a cargo de manejar el delicado tema de los viajes. Ellos se encargan de prevenir y proteger a la gente que se ve obligada a desplazarse.


“Nuestro trabajo se ha centrado en que entiendan los riesgos de viajar”, destaca. Recalca que todas las personas que deban trasladarse dentro del país, deben vacunarse completamente. También dijo que el verdadero riesgo de enfermedad durante los viajes aéreos no se produce en el avión, sino en el aeropuerto.



Pexels - Ketut Subiyanto


“La mayoría de los virus no se transmiten bien en los aviones debido a la forma en que circula el aire; pero es difícil mantener una distancia segura con la gente dentro de un aeropuerto, sobre todo al pasar por seguridad”, explica Friedman.


Por su parte la doctora Jennifer Layden, quien es subdirectora de la Fuerza de Vacunación de los CDC, recomienda a las personas estar vacunadas antes de hacer viajes nacionales. “Si no están vacunados, hay que hacerse el examen y guardar cuarentena”. También aconseja estar vacunados a quienes viajen a los Estados Unidos desde terceros países.


“Hay un orden nacional, que solicita prueba a quienes viajen por aire prueba de que no están contagiados o de que se curaron”. Recomienda consultar la página web de los CDC para revisar los requisitos de viaje hacia EE. UU.


¿Una tercera dosis?


Continuando con la doctora Layden, ella recuerda que, a mediados de agosto, los CDC recalcaron que las personas con un sistema inmunológico comprometido son particularmente vulnerables al virus.


“Estudiamos actualmente la posibilidad del refuerzo, se está conduciendo una investigación para asegurar su viabilidad y seguridad. Esto ayudaría incluso con la variante Delta”, informa.


Layden agrega que existe una recomendación de los CDC relativa a las personas con sistemas inmunitarios de moderados a graves, que no pueden obtener el mismo nivel de protección que los demás con las vacunas actuales. "Deben recibir una dosis adicional de la vacuna COVID-19 mRNA, al menos 20 días después de una segunda dosis de cualquiera de las vacunas".


Las vacunas de refuerzo se ofrecerán gratuitamente, al igual que las primeras dosis, una vez que la Administración de Alimentos y Medicamentos –FDA- haya completado una evaluación independiente para determinar su seguridad y eficacia.


También explica que "La eficacia estimada de la vacuna COVID-19 contra cualquier infección, ya sea sintomática o asintomática, disminuyó del 91% al 66%, una vez que la variante Delta se hizo predominante". Reconoce que el virus evoluciona constantemente. “Estamos llevando un seguimiento al respecto”.


Sin embargo, agrega para terminar que la investigación con trabajadores de primera línea y personal médico muestra que la vacuna sigue proporcionando una fuerte protección contra el COVID-19.


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo