Coronavirus y estafas: un nuevo peligro

Actualizado: 14 de jun de 2020

Con la pandemia del coronavirus COVID-19, se ha desatado una situación colateral inquietante, y es la masificación de las estafas, aprovechando el miedo de la gente.


La información la suministra Mónica Vaca, quien es Directora Adjunta de la División de Respuesta y Operaciones de Consumo, perteneciente a la Oficina de Protección al Consumidor, de la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Comission, FTC).

Foto de Pixabay, Andrew Martin


Al momento de conversar con ella, manejaba la cifra de 45 mil reportes sobre fraude, robo de identidad y otros problemas relacionados con la pandemia. La vocera explica que los estafadores siguen los titulares noticiosos y hacia allá se dirigen para intentar sacar dinero de los bolsillos de otras personas. “Promocionan tratamientos sin pruebas, algo que es ilegal. Persiguen al dinero, se hacen pasar por representantes del gobierno, tratan de robar los pagos del IRS, se dirigen a pequeños negocios ofreciendo conseguir préstamos”.



Mónica Vaca durante la conferencia de prensa (captura de pantalla)


Entre sus formas de proceder, asegura que “Envían correos electrónicos falsos, incluso se han encontrado algunos supuestamente enviados por la Organización Mundial de la Salud, OMS. A través de estos correos, un programa malicioso se instala en las computadoras y procede a robar información”. También han encontrado casos en los cuales se ofrece ayuda para comida. Incluso llegan a falsificar el logotipo de la Presidencia de los Estados Unidos.


Mónica Vaca explica que el Gobierno Federal no se comunica por correo electrónico, mensajes de texto o teléfono; ni tampoco por redes sociales. “Si recibe un mensaje así, es de un estafador”.


También está circulando información de productos que prometen curar el COVID-19 sin evidencias. La FTC los demandó. Es una situación similar a la de compañías que dicen que tienen productos contra el cáncer, las cuales también son investigadas. “Hemos enviado cartas a compañías que estan prometiendo curas o tratamientos falsos”, afirma. Insiste en que “No existe hasta el momento ninguna cura comprobada para esta dolencia”.


Hay también casos de gente que tiene problemas con reembolsos de viajes cancelados o quejas sobre productos pagados y no entregados. Se reportan además compañías multinivel que mintieron sobre los ingresos que pueden tener quienes trabajen desde casa.


Adicionalmente, registran denuncias de gente que pide mascarillas para ser enviadas a domicilio y pagan por ellas. Dichas mascarillas no llegan, los afectados buscan nuevamente el sitio web y ya no existe. Además, han multado a tiendas que aumentaron el papel higiénico y los productos limpieza.


Vaca subraya que no hay más cantidad de fraudes a raíz del coronavirus; pero la manera de estafar ha cambiado. “Quieren usar el miedo para llamar la atención”, advierte.


“La estafa que lleva el nombre del coronavirus o COVID-19, incluye un ‘¿No tienes miedo?’ y además afirmaciones como ‘Te voy a ayudar con dinero, con un tratamiento, con curas”.

Prevención ante la estafa

Mónica previene: “Quien le pida a usted que pague, es un estafador”. Por ello, desde su despacho se encuentran trabajando en tareas de educación para tratar de frenar las estafas. Su propósito es ofrecer herramientas para que la gente sepa cómo detectarlas.

Un consejo clave: “Antes de dar dinero o información, deténgase y hable con alguien, habrá menos probabilidades de que lo estafen”.


–Nuestra recomendación es que, si va a poner una orden para comprar algo en un sitio web, visite antes on line a Better Business Bureu en la dirección bbb.org, a ver si ese negocio realmente existe. Vemos muchos sitios web que aparecen en línea un día y a la otra semana, ya no están. Alerta también que “No se debe hacer clic en links desconocidos”.


Continúa explicando que “Queremos parar la conducta. Que el negocio pare. Luego deseamos devolver el dinero a la gente. Hacemos eso en muchos casos. El año pasado regresamos $ 223 millones en casos a través de la FTC”.



El sitio web de la FTC (captura de pantalla)


–¿Que segmento de la población es más vulnerable a estos fraudes?

–Todos. Algunos pensamos que no lo somos, nos preocupamos por alguien más, como personas mayores, nuestros pades o abuelos; pero no por nosotros mismos. Así es como la gente pierde dinero, porque se confían. Pero la verdad es que todos somos vulnerables.

¿Son los hispanos más vulnerables a engaños?

Preguntada sobre la propensión de los latinos a ser más engañados para convertirlos en objeto de estafas, Mónica Vaca responde: “No hay estadísticas sobre porcentajes particulares de latinos. Debemos aclarar que sí aceptamos quejas en español; no llegan muchas, pero si algunas”.


Agrega que “No podemos decir que ellos tienen más problemas que los demás; pero analizando las quejas que tenemos, lo que sí pensamos es que la comunidad latina no está reportando tanto como otras comunidades. Les aconsejo que acudan a ftc.com/queja y expongan la situación, en caso de que sean víctimas de alguna de estas acciones ilegales”.


–¿Hay diferencias entre los fraudes a latinos con los sufridos por el resto de la sociedad?

–Los latinos son víctimas de todo tipo de fraude. Están experimentando lo mismo que vemos en la población angloparlante. Nos reportan supuestas deudas con el IRS, por ejemplo. Sin embargo, hay un segmento de estafas especialmente dirigido a la poblacion hispana: se trata de los servicios migratorios. Hay muchas quejas al respecto.


Agrega que se reciben bastantes reportes desde el estado de Florida; pero no se puede determinar si es porque porque la gente sabe dónde reportar o porque sufren de más estafas en esta entidad.


–¿Cómo podemos animar a la gente latina a reportar?

–El problema por el cual los latinos no reportan es que piensan que no va a pasar nada, que su queja no va a servir de nada, que el culpable no va a ser castigado. También puede suceder que tengan miedo, debido a alguna condición personal.


La especialista asegura que la queja ayuda a su comunidad. “Nosotros entablamos casos, pero no sabemos cuáles son las compañías estafadoras, a menos que tengamos quejas y testigos. Por eso necesitamos que nos hagan saber sus casos”.


Mónica Vaca finaliza invitando a poner la denuncia en español a través ftc.gov/queja o ftc.gov\coronavirus, si ven actividad sospechosa.

22 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo