El voto étnico: ¿cómo se comportó en las elecciones?



Siempre se ha dicho que Estados Unidos es una nación de inmigrantes. Y lo es. Por supuesto, estos sectores de la población tienen derecho a la participación política y además al voto, una vez que adquieren su ciudadanía.



Imagen referencial - Element Digital 5 / Pexels


De cara al reciente proceso electoral para escoger al nuevo Presidente, se abren una serie de interrogantes: ¿Cuáles son las preferencias de estos votantes? ¿Es el inmigrante un sector monolítico, o se desglosa en distintas preferencias, según sus orígenes y cultura?


Cuando aún estamos en el epílogo de los recientes comicios, es un buen momento para indagar en el tema.


Y de forma paralela, también cabe explorar lo que sucede con el voto afroamericano, otro grupo poblacional que, si bien no es inmigrante, posee características muy propias y lo manifiesta en sus decisiones electorales.



De arriba abajo, de izquierda a derecha: Theodore R. Johnson, John C. Yang, Frank Sharry, Dr. Stephen Nuño-Perez, Mark Trahant


¿Cómo influyeron estas colectividades en el resultado final de los comicios? Un grupo de especialistas nos adentraron en los diversos pormenores de las preferencias políticas de estos ciudadanos.


Afroamericanos: definitorios


“El voto negro es una de las cosas más definitorias de la política en Estados Unidos”. La afirmación pertenece a Theodore R. Johnson, Senior Fellow del Brennan Center for Justice, quien agrega: “No hay otro bloque de este tamaño en el país”. Y remata afirmando que, por casi 6 décadas, los afroamericanos han votado por los demócratas.


“Esto sigue una larga historia, la de protegernos del racismo votando en contra del partido donde se anide, a la vez que se lucha por los derechos civiles”.

Asegura que “Lo que vimos este año era lo que esperábamos. Según las encuestas de centros electorales realizadas por la Associated Press (AP), 90% apoyaron a Joe Biden y 8% a Donald Trump”. Según el vocero, el panorama luce exactamente como 2016.


Agrega que los hombres de raza negra tuvieron más tendencia que sus pares del sexo femenino en su apoyo al candidato republicano. 6% de mujeres lo apoyaron, en comparación con 12% de hombres.


Entre 1964 y 2004, un promedio de 11% de los votantes afroamericanos apoyaron a republicanos. La presencia de Barack Obama como candidato en 2008 redujo el voto de esa comunidad al partido del elefante a un 4% de las mujeres y 6% de los hombres.


Johnson considera que ninguno de los argumentos de Trump, como el bajo desempleo o la reforma criminal de justicia, lograron seducir a los votantes de esta raza.


Considera que el apoyo que le brindó este sector es comparable a los niveles que se le otorgaban al Partido Republicano en 1964. Revela que “El voto aparentemente nuevo que consiguió de este grupo, es de quienes regresaron a las filas rojas, tras haber apoyado a Obama”.


Explica que la clave para ganar la elección presidencial es movilizar a los electores hacia los centros de votación. Cree que expandir el acceso a las boletas no va en favor de un partido o del otro.


El vocero advierte que “Tuvimos una participación récord en las elecciones, pero somos una nación prácticamente dividida a partes iguales entre los dos partidos”. También explica que el número de votantes afroamericanos registrados como independientes ha crecido levemente con los años, a pesar de que sienten que los partidos no les han respondido.


Y realiza una interesante revelación: “Se pensó que Kamala Harris atraería las simpatías automáticas de grupos étnicos en las primarias demócratas; pero estos electores fueron más pragmáticos de lo que se pensaba y se inclinaron por alguien que pudiera resultar victorioso”.


Sin embargo, su posterior incorporación como vicepresidente en la fórmula Biden sí atrajo nuevamente el entusiasmo de estas colectividades.


Hay que recordar también que los estadounidenses negros han sido altamente afectados en este año 2020. “El coronavirus los ha atacado en proporciones mayores, han perdido sus empleos y además sucedió el asesinato de George Floyd con todas su consecuencias”.


Johnson considera que esto trajo un una urgencia por participar para cambiar las cosas.


Latinos: un grupo que voltea elecciones


Frank Sharry es director ejecutivo de America's Voice, una organización que aboga por la reforma migratoria. Considera que “El pecado original del trumpismo fue la xenofobia”.


Señala que esta propuesta política disminuyó a los inmigrantes desde su primer discurso.


“Pensaron que los ayudará a ganar en 2016, creando una mayoría basada en racismo y xenofobia”.


Afirma que el actual presidente contaminó el proceso electoral en 2018 con el mismo tema, “pero ahora eso se volvió en su contra”.


Sharry señala que “En realidad los estadounidenses rechazan esto. Los votantes centristas no se sienten a gusto. En esta elección no les funcionó”. Agrega que Trump, con su extremismo, forzó a escoger y la gente escogió a los inmigrantes. “Tenemos una mayoría multirracial”. El vocero cree que tampoco aprueban las amenazas al Estatus de Protección Temporal (TPS) y a la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).


Y reafirma: “Una mayoría histórica votó en contra de esto. Estados Unidos es un país que da la bienvenida y tenemos que mirar hacia adelante para reconstruir”.


La complejidad de los latinos


El doctor Stephen Nuño-Pérez es analista senior de Latino Decisions, además de profesor asociado y Chair de la Northern Arizona University, en el Departamento de Políticas y Asuntos Internacionales.


Según él, “Es un momento para definir quiénes somos como país y para probar nuestro carácter. Lastima un poco saber que, como minoría, tus vecinos no te ven como a un ser humano”. Sin embargo, piensa que “Es un tiempo positivo y para celebrar”.


Revela que “Vimos votantes latinos motivados en Georgia, Pennsylvania, Phoenix, Las Vegas, Los Angeles y Albuquerque; así como afroamericanos en Michigan o Georgia. Es difícil movilizarlos”, por lo cual cree que son buenas noticias.


El académico considera que hay una conclusión muy importante que extraer del actual proceso electoral: “Si eres una persona en el Congreso, o en la legislación del estado que no hace su trabajo, la lección es que las minorías y especialmente los latinos, no lo ignorarán el día de las elecciones. La gente que espera ganar, tiene que trabajar”.


Par él, este evento electoral fue un referéndum hacia Donald Trump, especialmente a propósito de su actuación frente al COVID-19.


Acota que “Vimos compromiso de latinos a nivel nacional, porque respondieron a una administración hostil. Pero esto no pasó de un día para otro, ha sido un trabajo de años”. Y concluye que “Comprometer a los latinos a través de un trabajo de campo, traerá beneficios”.


Advierte que “Los latinos no son monolíticos. Esto es una discusión complicada, porque somos complejos”. Vienen de diferentes orígenes, sus historias de migración son distintas, sus comunidades tienen miembros muy jóvenes y muy mayores, hay racismo y misoginia en las historias de sus naciones, según afirma.


Son además un grupo muy joven, con 28 años de edad promedio, en comparación con los 48 de edad promedio del estadounidense.


Pero para él sí hay un voto latino, con características propias. “Sí hay política latina y sí responden a mensajes a nivel nacional”.


Revela que 70% de los latinos en el país favorecieron la opción de Joe Biden.


“Los medios se enfocaron en Florida, y hay que decir que Miami-Dade, Tampa Bay, Orlando y Broward, votaron por Biden. Y los latinos son numerosos en estos lugares. Solamente los cubanoamericanos le dieron su preferencia a Trump, con un índice de 52% a 45% y esto será la media en ese grupo en los años por venir”.


Considera que Texas y Florida se pueden convertir en azules en los años por venir, y que los latinos pueden ser decisivos en este cambio. “No se puede hacer solamente con ellos, pero tampoco se puede hacer sin ellos”, dice.


Según las cifra que maneja el vocero, los mexicanos se inclinaron a favor de Biden por 74% a 23%. “Los latinos y los afroamericanos voltean números en las elecciones”.


Se permite recordar que la política es local, y que “cuando a usted se le pregunta por el nombre del encargado de la campaña para latinos en su comunidad, usted debe ser capaz de responder. Lo mismo debe pasar con afroamericanos y asiático-americanos”.


En cuanto a las elecciones en Georgia se ganaron por movilización de la base en Atlanta, pero apenas se ganó por 400 votos. 8% de la población del estado es latina. Si se movilizan bases similares entre blancos y afroamericanos, se logran coaliciones muy importantes para los políticos”.


El entusiasmo de los asiático-americanos


John C. Yang es el presidente y director ejecutivo de Asian Americans Advancing

Justice, AAJC. Se siente muy orgulloso de la participación de la comunidad asiático-americana en el reciente evento.


Y pide permiso para hacer una revelación personal: “Cuando Trump anunció que se lanzaría a la presidencia, fue un momento que me definió la vida, ya que decidí dedicarme a AAJC, porque cuando dijo que los inmigrantes indocumentados eran violadores y criminales, habló sobre mí. Yo fui alguna vez un inmigrante indocumentado, pero ahora contribuyo al Estados Unidos en el que creo. Fue algo altamente ofensivo”.


Según los registros de Yang, 300 mil asiático-americanos participaron en las elecciones por primera vez. Y los que ya habían votado antes, fueron muy entusiastas en cuanto a su participación en estos comicios.


También de acuerdo a su cifras, un tercio de los asiático-americanos viven en los 10 estados pendulares. 11% de Nevada, 4% de Arizona, 5% de Georgia y 4% de Pensilvania pertenecen a esta etnia.


“Si vemos los márgenes en esos estados, se puede decir que influyeron en los resultados finales, junto con los latinos, los LGBTQ+, los nativos americanos. Tenemos valores en común y sin duda tuvimos que ver con los resultados”. Remacha esta afirmación revelando que los asiático-americanos votaron entre 65% y 70% a favor de Joe Biden.


“Por primera vez tenemos una mujer de color, de origen asiático-americano como vicepresiente de Estados Unidos, eso es significativo para nosotros. Tenemos un asiático-americano en el senado de Pensilvania y otros representantes en Georgia e Illinois”.


Como lección, comparte que varias organizaciones trabajaron en proteger el voto asiático-americano. Lo hicieron con una línea caliente, con traductores en varios idiomas asiáticos, con hojas informativas en 11 idiomas que hablaban sobre cómo proteger el voto y cómo protegerse del coronavirus.


“Incluso tocamos el tema de sobre cómo proteger la propia integridad física, ya que había amenazas de agresiones contra nuestra comunidad en los centros de votación”.


Y añade: “No es sospechoso que los conteos de votos se hayan prolongado, esto es democracia en acción y parte del proceso”.


Indios americanos: se hacen sentir


Mark Trahant, editor del periódico Indian Country Today, comenzó su intervención dando la buena noticia de que habían construido un estudio de TV como parte de su labor por traer a la primera línea de la opinión pública las informaciones de su comunidad, con lo cual esperan hacerse interlocutores de los medios de comunicación.


Celebra que “seis indios nativos americanos fueron electos para la cámara de representantes. Ahora es una noticia en los medios de primera línea, antes hubiera pasado por debajo de la mesa”.


Hace muchos años comenzó a seguir a los candidatos nativos americanos. “Tuvimos a más de 110 candidatos en esta oportunidad. Los ganadores son tres demócratas y tres republicanos, es una representación bipartidista. Habrá un caucus indio americano”.


También tuvieron a la candidata más joven y a una transgénero. Además, creció el voto nativo.


Su llamado de cara a los próximos eventos electorales es: “Necesitamos saber qué motivó a la gente a votar. Hay que redefinir los distritos. Hacer una verdadera encuesta nacional de opiniones políticas, lo cual no es fácil en la nación india. Esto definirá cuán exitosos pueden ser nuestros candidatos en próximos comicios”.














12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo