Latinos registran bajo índice de respuesta al Censo 2020

De acuerdo con los mapas que cuentan la proporción de cuestionarios enviados a la oficina del Censo, los códigos postales donde vive los latinos registran el más bajo envío o repuestas por correo, internet o teléfono, en comparación con otros grupos étnicos.

Por ello, el Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Nombrados (NALEO, siglas en inglés), está llamando a este grupo demográfico a enviar sus respuestas.



Foto: Pixabay

Según la mencionada asociación, aproximadamente 400.000 niños latinos jóvenes

de 0 a 4 años de edad no fueron contados en 2010. Estamos hablando de niños y jóvenes que hoy tienen entre 10 y 14 años.

La gerente regional para el Sur de Florida del Fondo Educativo de NALEO, Margaret Sánchez revela que “La tasa neta de subconteo de 2010 para los niños latinos muy jóvenes fue del 7,1 por ciento y 6,3 por ciento para los niños afroamericanos”, otra comunidad tradicionalmente afectada por este fenómeno de subregistro en los censos.

Censo y COVID-19

Para explicar la importancia de hacerse contar, Sánchez explica que “Llenar el censo es más crítico que nunca: Los datos del censo están siendo utilizados por los líderes políticos para responder a COVID-19”.

De cara a la pandemia que actualmente afecta al mundo, hay que recordar que cada quien puede responder el cuestionario por sí mismo por correo, en línea o por teléfono. “La auto-respuesta ayuda a disminuir las posibilidades de visita en persona de un censista”, recalca la vocera.

El Censo comenzó oficialmente y como estaba previsto el 1 de abril de 2020; pero se ha extendido y aunque las visitas se han cancelado por el Covid-19, existe la posibilidad de que visiten en su domicilio a las personas que no hayan llenado el formulario. Por esto, se sugiere contestar por iniciativa propia a través de los diversos canales que se están brindando.

Conociendo más el Censo

Es bueno saber que la Constitución de los Estados Unidos requiere que el gobierno cuente a todos los que viven en el país, independientemente de su raza, origen étnico o condición de ciudadanía.

Los datos recopilados afectan la capacidad de la nación para garantizar la igualdad de representación y el acceso a recursos gubernamentales y privados importantes para todos los estadounidenses.

“Por lo tanto –continúa–, el Censo no va a preguntar si usted es ciudadano, su estatus legal migratorio, o su Seguro Social”. Agrega que tampoco indagará sobre permisos, licencias o algún otro documento; si se recibe beneficios del gobierno, si se ha cometido algún crimen, su información financiera o bancaria, si tiene empleo o cuánto dinero tiene.

Lo que sí va a preguntar el Censo 2020 es los nombres de las personas que habitan en su residencia, cuántas personas han vivido en su casa, apartmento, o casa móvil hasta el primero de abril de 2020; si vive en casa, apartamento o casa móvil; su número de telefono –solamente lo contactarán en caso de ser estrictamente necesario–; su género (hombre o mujer), edad, fecha de nacimiento, origen hispano y raza. Adicionalmente solicitarán información sobre qqué relación tienen con usted las personas que viven en sus casa. El cuestionario incluye si es su esposo, esposa o compañero de vida y si es hombre o mujer.

Para qué se usa el Censo

Los datos del Censo son utilizados para apoyar iniciativas comunitarias que involucran legislación, calidad de vida y defensa del consumidor.

Los promotores inmobiliarios utilizan el censo para construir nuevas viviendas y revitalizar los barrios antiguos. Las empresas utilizan los datos del censo para decidir dónde construir oficinas y tiendas, que crean empleos. Los gobiernos locales utilizan el censo para la seguridad pública y la preparación para emergencias.

El gobierno estadounidense utiliza los datos del censo para repartir a los miembros de la Cámara de Representantes, determinando cuántos escaños obtiene cada estado y, por ejemplo, si Florida es bien contada podría obtener dos escaños más por el crecimiento de la población en el estado.

El gobierno también utiliza datos del censo para distribuir miles de millones en fondos federales, subvenciones y apoyo a estados, condados y comunidades.

Los datos acumulados por el censo son utilizados no solo por el gobierno en todos los niveles, sino también por las empresas, las organizaciones sin fines de lucro y los encargados de delinear políticas públicas como vivienda y salud.

Por eso es importantes que también los latinos, sin importar su estatus legal se hagan contar; porque este segmento de la población, es frecuentemente subregistrado como consecuencia del temor de que sus datos sean reportados a agencias de inmigración. Una inquietud totalmente innecesaria, ya que los datos son confidenciales.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo